Google+

El día de Virginia Woolf

1

26 26UTC enero 26UTC 2013 por La lente violeta

Virginia_Woolf_by_George_Charles_Beresford_(1902)Un 25 de enero, en 1882, nacía Virginia Woolf en Londres.

Cuando tenía 18 años -empezando la casa por el tejado- leí la biografía que Jane Dunn le dedicó a Virgina Woolf y a Vanessa Bell, su hermana. Quedé fascinada.

Años más tarde, en 2002, fui al cine para encontrarme con una Virginia Woolf magníficamente interpretada por Nicole Kidman y acompañada de unas fabulosas Meryl Streep y Julianne Moore en la adaptación cinematográfica de Las horas, la novela homónima de Michael Cunningham. En ese momento me enamoré de Mrs. Dalloway, pero no leería la novela hasta 10 años después.

Antes de entender toda la carga simbólica de aquella frase con la que empieza la novela (“La señora Dalloway decidió que ella misma compraría las flores”) y de confundirme y sumergirme en la poderosa presencia de Clarissa, su protagonista, leí Una habitación propia (A Room of One’s Own) e hice míos los alegatos de Virginia Woolf sobre la independencia económica y personal de las mujeres y de pronto encontré mi universo de creación, el foco de mis pasiones y de mi dedicación, el rumbo de mi expresión: el estudio del cine desde el feminismo.

Pienso a menudo en una de las frases de Una habitación propia

“Durante todos estos siglos, las mujeres han sido espejos dotados del mágico y delicioso poder de reflejar una silueta del hombre de tamaño doble del natural. (…) Por eso, tanto Napoleón como Mussolini insisten tan marcadamente en la inferioridad de las mujeres, ya que si ellas no fueran inferiores, ellos cesarían de agrandarse. (…) Y también así se entiende mejor por qué a los hombres les intranquilizan tanto las críticas de las mujeres; por qué las mujeres no les pueden decir este libro es malo, este cuadro es flojo o lo que sea sin causar mucho más dolor y provocar mucha más cólera de los que causaría y provocaría un hombre que hiciera la misma crítica. Porque si ellas se ponen a decir la verdad, la imagen del espejo se encoge; la robustez del hombre ante la vida disminuye”.

Por desgracia, ese espejo sigue funcionando. Por suerte, seguimos teniendo la espléndida e irónica escritura de Virginia Woolf para no olvidarlo.

 

 

Anuncios

Un pensamiento en “El día de Virginia Woolf

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 10.077 seguidores

Estadísticas

  • 155,001 visitas

12 causas feministas

12 Causas Feministas
A %d blogueros les gusta esto: