Google+

Desde VIVAS para La Lente Violeta

Deja un comentario

22 22UTC abril 22UTC 2013 por La lente violeta

Adriana Pedret. Mi viejo libro del I Ching, pasajero fiel de mis idas y venidas por este mundo redondo, tiene un prólogo de Gustav Jung, una delicia de texto que recomiendo a quien quiera entender algo de este antiguo libro sagrado, o simplemente a quien quiera saber como hacer contacto con este oráculo del mundo oriental.

Al parecer Richard Wilhelm, quien tenía la compleja labor de acercar el I Ching al mundo occidental, le pidió a Jung que escribiera el prólogo y así lo acompañara en esa ardua tarea. A su vez Jung se encontró ante el reto tremendo de prologar nada más y nada menos que “el libro de las mutaciones” que data de 1200 a.C, pero como todo genio siempre consigue que su ingenio salga a su encuentro para dejarlo bien parado ante tan complicada tarea. Jung, en su enorme sensibilidad y respeto decidió consultar el I Ching para que el propio libro le diera las claves sobre sí mismo.  Así lanzó las monedas y sorprendido confirmo que al unir los dos Trigramas la consulta daba como respuesta al Hexagrama 50, Ting, El Caldero.

El I Ching se describió ante Jung como El Caldero, -vasija que contiene el alimento-.

Cuando me piden hablar sobre mí o sobre mi trabajo, siento un temor enorme al egocentrismo y siempre la necesidad de creer que cualquier cosa que se diga de mí lo deben hacer los demás y siempre me viene a la memoria esta maravillosa anécdota como aprendizaje sorprendente de respeto a la hora de acercarse a la vida de alguien o incluso ante el temor de hablar de mí.

Desde La Lente Violeta, blog que sigo por inspirador, me han preguntado sobre la motivación de Vivas y se han interesado por conocer un poco más sobre este ejercicio de afecto. Vivas es una suerte de guía que me permite ratificarme en mi identidad iberoamericana y mi pasión por su música. Camino cuidadosamente por el talento de mujeres creadoras, elijo las propuestas que me mueven el alma, no me inclino por tendencias, ni popularidades sino por las voces o los discursos que me aportan y me vinculan, no critico, no me interesa, resalto-exalto y reafirmo las cualidades que las hacen especiales, sin temor a equivocarme porque lo hago desde mi emoción, la que me hace libre para decir y describir lo que siento, por eso no tengo riesgos.

Vivas

Hablo de cantoras y compositoras que en casi todos los casos manejan sus carreras de manera independiente, es por eso que quizás no son tan conocidas por el gran público, por lo que encuentro en Vivas una oportunidad más para acercar gustos, una ventana para darle otra mirada a nuestras culturas latinoamericanas. Es así, entonces  como Vivas es mi Caldero desde donde me alimento para contarle al mundo mi propia visión de un aspecto de la música iberoamericana, que desde hoy podrán mirar también a través de La Lente Violeta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 9.937 seguidores

Estadísticas

  • 148,348 visitas

12 causas feministas

12 Causas Feministas
A %d blogueros les gusta esto: