Google+

Solo para sus ojos

2

1 01UTC julio 01UTC 2013 por La lente violeta

Hace 7 años pisé de nuevo Barcelona después de vivir durante un año en México. Durante ese período visité San Cristóbal de las Casas, Chiapas. Este relato que escribí hace dos años habla de ese viaje…

***

Algunas mañanas, mientras se ducha y cierra los ojos para protegerlos del jabón, recuerda aquel viaje en el que todavía la acompañó su Minolta analógica y alrededor de una docena de carretes. Recuerda perfectamente la sensación de creatividad que la  invadía cada vez que disparaba y echa de menos la incertidumbre de no saber si la imagen estará bien captada. Luego se rindió ante la era digital, pero todavía conserva aquella cámara que sus padres le regalaron cuando empezó la carrera.

vida_perraEsa cámara y las fotografías que tomó con ella siguen siendo su refugio, su amuleto, la reliquia a la que recurre para volver a San Cristóbal mientras el agua le empapa el pelo y le resbala por los muslos. Adoquines, perros dormitando al sol, un mercado, orquídeas, una casa violeta con los bordes de las ventanas pintados de añil, unas escaleras, tzotziles, chamulas, bordados, chayas, frijoles…

Viajó a Chiapas hace cinco años. Todavía se estaba buscando a sí misma.

Llegó a San Cristóbal de las Casas a primera hora de la mañana, agotada por las 14 horas de autobús desde el Distrito Federal. Tenía los ojos pegados por las legañas y como si de un vampiro se tratara, se puso las gafas de sol para que la luz no la cegara.

Ambas recogieron las mochilas, miraron a su alrededor en la estación de autobuses y salieron a la calle. Mientras ojeaban la maltrecha guía de viajes que habían comprado meses antes en una librería del barcelonés barrio de Gracia, un chico se acercó a ellas para ofrecerles alojamiento en un hostal. Ninguna de las dos tenía ganas de pensar ni de caminar. Querían tumbarse a descansar un rato y desayunar. Así que aceptaron la oferta.

Al entrar en el hostal se encontraron con un gran patio, con risas, con olor a tortillas… Se instalaron en una de las habitaciones y pasaron aquellos días en compañía de un gato negro tuerto -el colmo de la mala suerte-, aunque ellas creían que era un hermoso e imperfecto talismán que demostraba que lo sublime no es siempre lo más bello…

Caminaron mucho y se dejaron invadir por los colores y los sabores y la curiosidad por la medicina maya y las parteras y las velas en el suelo y el EZLN y los abarrotes y las gallinas negras y los bordados y las trenzas y las faldas de lana negra y los pies descalzos y el ocre de las iglesias y la lucha y las piedras…

Al día siguiente su amiga tuvo fiebre y no pudo levantarse de la cama. Se quedó con el gato negro y tuerto metida en la cama. Ella salió temprano y subió a un cerro rodeado de nubes grises en cuya cima reinaba una tal Lupe, muy bella y muy morena. Se sentó en las escaleras que subían al templo y observó la ciudad moviéndose a sus pies. En aquel instante tuvo la sensación de que nadie más había visto aquel paisaje, de que ella era la primera persona que contemplaba aquella luz… No había nadie más. Abajo, como pequeñas hormigas atareadas, muchas mujeres y hombres, ajenos a su presencia, seguían sus vidas y caminaban deprisa hacia su rutina, sin ser conscientes de sus pensamientos en aquel silencio ventoso sobre aquel paraíso irregular, sin lustre y tan hermoso a la vez, como el gato tuerto.

Agua, vaho, se empañan los recuerdos, cierra el grifo… Y la toalla envuelve la memoria. Hasta la próxima…

Anuncios

2 pensamientos en “Solo para sus ojos

  1. clara romaguera de gil dice:

    acabo de transportar-me a aquell viatge a través del teu relat…i viscut l’altra cara de la moneda, l’altra, que en aquell moment eres tu i jo la malalta! Gràcies bonica per aquest regalet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 10.077 seguidores

Estadísticas

  • 154,878 visitas

12 causas feministas

12 Causas Feministas
A %d blogueros les gusta esto: